RED PIKLER CIUDAD DE BUENOS AIRES

Este Jueves estaremos en Banda 3.0, presentando el libro "BEBES EN MOVIMIENTO" Por canal Metro entre las 8 - 10 Am

Martes 9 de Agosto x Canal Orbe21  Alejandra De Renzi Peña, Especialista en Atención Temprana hablará sobre: "El desarrollo postural autónomo"Acerca del sentarse y caminar de los bebes con autonomía. A las 20: 30 x Canal orbe 21, canal 351 direct tv , canal 21 Cablevision HD , canal 709 Telecentro. Latinoamerica y España

 

"Los niños que llegan a ponerse de pie cuando están listos y luego caminan, tienen muy buen equilibrio, dominio de su cuerpo en el espacio, plasticidad en sus movimientos, soltura y precisión en el cambio de posturas."  

                                                                            A. de Renzi Peña

Compartimos una nota para tener mas información sobre el desarrollo postural autónomo

http://m.crianzapasoapaso.com/ …/mama-yo-puedo-aprender-a-c…/

Carta de presentación de la Red Pikler Ciudad de Bs. As.:

"La Red como lugar de sostén y cuidado"

Graciela Degtiar en representación de la Red Pikler CABA: Myrtha Chokler, Nuria Barreiros, Mayra Shalom, Estela Grad, Andrea Kesserman, Liliana Gruss, Graciela Ottaviano y Erika Chokler.

 

Qué significa cuidar a un niño, es la pregunta que nos convoca y nos invita a pensar en ella.

El desafío es contestar esta pregunta desde una mirada pikleriana. Como todo proceso de conocimiento día a día,  nos envolvemos más y más en la construcción de esa mirada que requiere revisar nuestro sistema de creencias, nuestras matrices de aprendizaje y así  acercarnos  a la comprensión de sus ideas, su filosofía pero principalmente de su espíritu. Espíritu, que se fundamenta en el respeto al desarrollo autónomo de la motricidad del niño, de su cuerpo, respeto de sus capacidades e intereses, de sus posibilidades, de su tiempo, respeto a la calidad de vínculo adulto-infante. Es esto, pero no sólo esto,

Para elaborar un significado coherente con nuestra formación deberíamos pensar una concepción de sujeto que nos marque el rumbo hacia donde dirigirnos. Si nos interesa generar un niño  activo, autónomo, competente, en el sentido que define “competente” la Dra Agnes Szanto Feder, no serán las mismas condiciones las necesarias en las instituciones que entran en conflicto con esta  clase de sujeto que aquellas que lo propician.

Las instituciones, las familias, los sujetos, los macro y los micro sistemas se entrelazan y determinan el contexto en el que aparece el texto, la historia de los individuos, nuestras vidas, nuestro destino.

Cuando los contextos son hostiles: desocupación, hambre, marginalidad por pobreza extrema…mirar al niño en sus necesidades de desarrollo de libertad motriz sea quizás una forma de empezar la vida  de manera digna. Crear sujetos activos, sobre sujetos sometidos, autónomos sobre dependientes, que reconocen su propia fuerza y por sobre todo que se saben dentro de un vínculo de mutuo reconocimiento. Mutuo reconocimiento, que primero es diálogo tónico y que los habilita a  tener voz, tener palabra, y que haya otro que la escuche y responda, ratifica su existencia.” Reciprocidad de influencias”, nos dice la Dra Szanto Feder.

Agazapada en los actos cotidianos, disfrazada y naturalizada , la violencia se instala cómoda e imperceptible, para ser descubierta sólo por el ojo atento, por la mirada sensible, por la conciencia de aquél que ha hecho un gran trabajo sobre sus matrices de aprendizaje, y sin duda por aquellos que hemos encontrado el legado de la Dra. Pikler. No estamos hablando de los grandes hechos violentos, sino de  aquellos que son casi invisibles e ingenuamente aceptados: el apuro por el control de esfínteres, la falta de contención o de respuesta adecuada del adulto frente a la angustia y las demandas del niño ya sea con chirlos o tironeos, la desaparición de límites con adultos tan blandos que no ofrecen oposición ni presencia, las exigencias de maduración motora o cognitiva en la que son puestos los pequeños en algunas familias, terapias o instituciones.

Desde este perspectiva de sujeto que se inscribe como sujeto social pero también individual, de los grandes escenarios sociales a los pequeños e íntimos, el significado de qué es cuidar a un niño abre múltiples preguntas: cómo cuidar, de qué cuidar, a  quien cuidar, cómo nos cuidamos los que queremos cuidar.

Tomaré este último punto como eje: ¿Nos cuidamos lo que queremos cuidar? ¿Cómo nos cuidamos?

A partir de estos cuestionamientos quería introducir una experiencia que surgió de manera espontánea y como una necesidad en común.

 

Para la preparación del  Seminario de Profundización 2014 la Dra Myrtha Chokler convocó  a colaborar con el armado a quienes pudieran o estuvieran disponibles para hacerlo. Erika Chokler, Graciela  Ottaviano, Andrea Kesserman, Liliana Gruss, Nuria Barrieros, Mayra Shalom y quien escribe respondimos afirmativamente a ese pedido. Ese seminario implicó un arduo trabajo, se formaron grupos virtuales de estudio en los que se trabajaría la lectura de material bibliográfico, la presentación de los integrantes, y de cada uno de los trabajos a presentar en el encuentro. Se buscó el lugar material dónde realizarlo, y había que encargarse de la cobranza, la difusión, y de todos los pequeños detalles que significa recibir personas del exterior incluidas las disertantes. Fue un gran trajín, y no todo fue en paz, pero muchas veces la adversidad une.  Y esa unión fue fuerte, fue un punto de partida. Terminó el encuentro y nos quedamos con ganas de más, con ganas de seguir viéndonos, sin tener en claro por varias semanas o meses incluso con qué objetivo. Lo que sí sabíamos es que nos hacía bien reunirnos, que cada reunión nos daba una inyección de fuerza, de aliento, de ganas de trabajar y seguir creciendo. Nos costó definir la tarea del grupo, y más aún encontrar un nombre, Red Pikler CABA. Sin tener un rumbo claro, no dejamos de encontrarnos con cierta regularidad, planeamos capacitaciones, supervisamos nuestros pacientes, discutimos, charlamos, comimos mucho. En la mesa de cada casa por las que íbamos rotando siempre esperaba el mate o el café calentito. Nos acompañamos en las angustias y las dificultades cotidianas sabiendo que estamos allí para una tarea, pero respetando el momento vital de cada una, momentos de  pérdidas, de nacimientos, en fin la vida misma…. Más tarde una nueva incorporación la de Estela Grad, médica pediatra de vasta experiencia en la salud pública enriqueció la heterogeneidad grupal.

Dentro de una gran red hicimos una red más pequeña, más íntima, que nos ayudó a albergar nuestras ganas de crecer con otros,  y de aprender en un espacio de confianza.  Es en grupo y no solas donde nos sentimos cuidadas. El continuar con los encuentros  grupales  nos ha fortalecido, leímos autores vinculados a nuestra práctica pikleriana, discutimos otras vertientes, relatamos nuestros trabajos abriéndonos a la crítica, gestionamos algunas actividades de capacitación  e intentamos revisar nuestro propio sistema de actitudes, aquellos gestos, palabras,  nuestros propios actos, que arrastran  vestigios de violencia, descalificación o soberbia. De la palabra a la acción, del pensamiento a la acción, nos separan los actos automáticos aprendidos y repetidos innumerables veces y es con otros, junto a otros en que podemos descubrirlos, hacerlos conscientes, traerlos a la luz para intentar modificar lo que aparece como natural y espontáneo. En cada encuentro va creciendo el relato acerca de nuestra intimidad, lo personal se puede articular con los aprendizajes, con las teorías, con los casos…la confianza crece y la división entre el ser profesional y el ser persona disminuye, síntoma de que el miedo a la exposición y a la crítica es reemplazado por una compresión amorosa y más humana de quien es el otro.

Estamos  tratando de hallar una forma que nos sea propia,  dar continuidad a las reuniones es un deseo y a la vez requiere esfuerzo: un número pequeño de personas exige a cada una mayor participación pero es la alternativa para crear vínculos significativos. El propósito de ser red  nos abre a la comunicación y difusión de nuestras acciones hacia un afuera más amplio, en esa dialéctica entre los encuentros masivos y el pequeño grupo, éste se convierte en área de respaldo y seguridad mutua.

Confianza, seguridad, respaldo, apoyos seguros, calidez en el encuentro, vínculos íntimos y significativos estas palabras y todo lo que fuimos construyendo juntas y todos los lo que está por hacer, son ramitas, plumitas, pedacitos de telas o papelitos, esos pequeños trozos que de tan pequeños a veces se lleva el viento, pero que para los pájaros, forman la urdimbre con la que harán el nido para sus pequeñas crías. Esta es la imagen de lo que para mí es el cuidado, construir la textura, la urdimbre, el cuenco que contiene y permite que la vida se exprese en libertad.

 

Si desea escribirle a la Red Pikler Ciudad de Buenos Aires envíe un mail a redpiklerciudaddebuenosaires@gmail.com o complete el siguiente recuadro:

Si desea recibir información e incorporarse a nuestra base de datos de manera gratuita, complete el siguiente formulario

 

Escríbenos a:

redpiklerlaplata@gmail.com (GRUPO DIFUSIÓN)

© 2019